Pucallpa y sus Comunidades Nativas

 

Antes de la colonización de Sudamérica, toda la selva era habitada por nativos. La colonización fue muy difícil debido a las enfermedades que ocurrían o a los ataques de desconocidos, por lo que no hubo suficiente información para saber cómo vivían. En el siglo XV comenzaron las exploraciones, donde los primeros franciscanos empezaron a fundar poco a poco las aldeas entre el río Ucayali y el río Perené.

Pucallpa se originó en la selva central, donde existía la etnia Shipibo-Konibo, uno de los grupos indígenas del oriente peruano, perteneciente a la familia lingüística pano y que habitaban en las márgenes del río Ucayali y sus afluentes Pisqui, Callería, y Aguaytia y a orillas del lago Tamaya y la laguna de Yarinacocha. A veces se considera que el territorio Shipibo está río abajo del Ucayali y río arriba la cultura Conibo, pero en realidad hay comunidades de ambos grupos en las dos zonas porque se han mezclado entre sí. Los Shetebo, una cultura antigua que vivían debajo de Contamana, ahora se encuentran integrados a los Shipibos. En esa época la población era de unas 25 000 personas, repartidas entre 108 caseríos o comunidades nativas, de los cuales presentamos a continuación las más importantes:

 

Shipibo

Los primeros contactos con los Shipibos estuvieron signados por el rechazo violento. A mediados del siglo XVIII, misioneros jesuitas y soldados en exploración por el Ucayali realizaron el primer contacto con los Shipibos, quienes los rechazaron con las armas. En 1660, los Shipibos, aliados con los Cocamas, llevaron a cabo un ataque a la misión jesuita del Huallaga. En 1670, un nuevo ataque realizado por los Setebos y Callisecas a la misión de Panatahua incluyó a los Shipibos.

 

Asháninka

El pueblo Asháninka es una etnia amazónica perteneciente a la familia lingüística Arawak, llamados en épocas anteriores como Antis, Chunchos, Chascosos, Campas, Thampas, Komparias, Kuruparias y Campitis, los Asháninkas han sido tradicionalmente más conocidos como campas.

En el Perú los Asháninkas vivían dispersos en un vasto territorio que comprendía los valles de los ríos Apurímac, Ene, Tambo, Perené, Pichis, un sector del Alto Ucayali y la zona interfluvial del Gran Pajonal, organizados en pequeños grupos residenciales compuestos por alrededor de cinco familias nucleares bajo la dirección de un jefe local o curaca. Los ríos donde se asentaron los ashaninka y donde se les puede encontrar son el Bajo Apurímac, Ene, Tambo, Satipo, Pichis, Bajo Urubamba, Alto Ucayali, Pachitea y Yurúa, así como en sus principales afluentes. Debido a las migraciones, ya sea por violencia política como por interés en la extracción de recursos forestales ha hecho que se movilicen y compartan territorios con otras etnias, como en el Bajo Urubamba, donde comparten espacio con los Machiguenga.

 

Sharanahuas

Los Sharanahua son una etnia de la amazonía peruana que habita las riveras de los ríos Alto Purús, Curanja, Chandles y Acre. Se autodenominan Onicoin. Los Onicoin presentan una regla de exogamia de linaje, por esta razón los varones deben casarse con mujeres fuera de su propio patrilinaje. Lo ideal en la sociedad Sharanahua es el intercambio de hermanas entre dos varones de distinta descendencia. Tradicionalmente la regla de convivencia postmatrimonial es patrilocal, pero en tiempos modernos también se dan casos de matrilocalidad.

DATOS IMPORTANTES

 

Pucallpa, conocida como ‘Tierra Colorada’, es una ciudad de la parte centro-oriental del Perú, capital del departamento de Ucayali y de la provincia de Coronel Portillo. Se sitúa en el llano amazónico, a la margen izquierda del río Ucayali.

Temperatura

Máxima: 33°
Media: 26°
Mínima: 21.5°

PUCALLPA

Casa Andina Select Pucallpa, la mejor opción para en la ciudad, es un hotel moderno y funcional, con infraestructura de primera y una ubicación estratégica, cuenta con habitaciones funcionales, diseñadas para satisfacer a nuestros huéspedes.

El restaurante La Plaza, en este destino amazónico combina una propuesta gastronómica atrevida, agregando al concepto trasversal de la marca La Plaza de cocina peruana en formato Tex Mex, la comida tradicional del oriente del Perú.

Adicionalmente, el hotel cuenta con amplias salas de eventos y un directorio perfectamente equipados. Contamos también con internet center, boarding pass printer, WiFi, gimnasio, piscina, peluquería y spa.