¿Buscando el postre perfecto? ¡Preparemos un cheesecake sin horno!

¿Quieres sorprender a tu familia y endulzarlos durante esta cuarentena? El cheesecake de fresa es sin duda la mejor opción.

Para su preparación, necesitarás: 200 g de galletas mantequilla, 100 g de mantequilla derretida, leche condensada, 300 g de queso crema, 2 limones, mermelada de fresa y fresas para la decoración.

Para obtener este delicioso postre tendrás que seguir los siguientes pasos:

1. Primero, trituraremos las galletas y las mezclaremos con mantequilla derretida hasta crear una masa, que colocarás en el fondo del molde de modo que quede bien distribuida y por último la guardaremos en el congelador.

2. El segundo paso es batir la leche condensada con el queso crema y añadir el jugo de limón mezclándolo bien. Agregaremos esta mezcla sobre la base de galletas que teníamos guardado en el congelador y lo llevaremos nuevamente la nevera por 4 horas.

3. El tercer paso es la decoración, primero desmoldaremos nuestro postre con mucho cuidado y luego esparciremos sobre él mermelada de fresa y lo decoraremos con las fresas que desees.

4. El cuarto paso es el preferido de todos: ¡Disfruta de un delicioso cheesecake de fresas!